ÉPOCA DE RECOLECCIÓN Y SISTEMAS A UTILIZAR

La época en la que recolectamos la aceituna va de octubre a enero pero dependerá en buena parte de nuestra intención ya que si queremos una recolección temprana, el fruto es joven y aún verde pero la calidad del zumo obtenido será superior y conservará todas sus propiedades organolépticas y saludables, aunque la cantidad de aceite de oliva virgen extra (AOVE) obtenida será menor. Sin embargo, si esperamos a final de temporada obtendremos una mayor cantidad de aceite ya que el fruto contiene mayor índice de materia grasa, pero perderá parte de sus atributos.

Hay muchos factores que influyen en la maduración del fruto y que debemos de tener en cuenta a la hora de iniciar la recolección:  la zona de cultivo, la climatología, la variedad de la oliva, el tipo de explotación…De ahí que controlemos el estado de maduración de nuestra aceituna para iniciar su recolección en el momento justo, según nuestro interés.

Sistemas de recolección

Ordeño

Consiste en recoger la aceituna con las manos, una a una. Este sistema es el más antiguo.  Los frutos no tocan el suelo antes de llegar a la almazara de modo que no tienen golpes o impurezas ni se ensucian de tierra. Este tipo de recolección es el más cuidadoso y artesanal y permite coger el fruto en su estado óptimo de maduración pero es lento y requiere también más mano de obra por lo que encarece la labor. Este método es el utilizado para obtener los AOVES de máxima calidad.

Vareo

Con largas varas se golpea el olivo para que el fruto caiga al suelo sobre una manta de lona o un paraguas recolector  que se coloca debajo del árbol. Este sistema también requiere de bastante mano de obra y esfuerzo. Además tiene dos desventajas que son el golpeo del árbol que lo puede dañar y al caer el fruto al suelo puede perder calidad el fruto.

Vareo por vibración

Este es el sistema más actual. Los vareadores son máquinas de uso individual que vibran y este efecto en las ramas del olivar hace caer las aceitunas de forma rápida sin demasiado esfuerzo para el jornalero. Con este método el árbol tampoco sufre.

Existen dos tipos de vareadores:

De gacho por el que se ajusta a la rama de una en una y se agita hasta qiue comienzan a caer las aceitunas.

De peine que está compuesto de unas varillas a modo de V que vibran a gran velocidad y así caen las aceitunas de sus ramas.  

En superficies de gran tamaña se utilizan otro método acoplado a un tractor que sacude desde el tronco del olivo, pero este sistema es más perjudicial para el árbol.

Deja una respuesta